Blog Details

Esta semana me gustaría hablaros sobre una técnica de reparación japonesa que me encanta.

En general la cultura y arte japonés me fascinan, así que probablemente, y sin querer, os introduzca bastante en esta cultura milenaria tan diferente a la nuestra.

Así como en Occidente, estamos acostumbrados a los cánones de belleza de perfección, proporción y simetría; en Oriente, la cultura y la espiritualidad han creado derroteros diferentes. Para la mayoría de japoneses, la belleza está en la imperfección. Ellos tienen asumido que el mundo es un lugar incompleto, imperfecto y siempre cambiante, por tanto la belleza debe estar sujeta a esta coherente realidad, en lugar de desesperar e imaginar perfecciones imposibles.

A esta tendencia Deco la llamamos: Wabi-sabi, de la cual os hablaré con más profundidad la semana que viene.

Hoy me gustaría introduciros el concepto KINTSUKUROI

El arte de reparar un objeto que se nos ha roto, rellenando sus grietas con oro o plata, aumentando así su belleza, curando sus cicatrices.

No es bonito el resultado? Y su significado?

Related Post