Blog Details

Hoy me gustaría hablaros sobre esta nueva tendencia que vemos a menudo y much@s no sabemos identificar. El estilo que va ganando fuerza desde el año 2017 y ha pegado fuerte el pasado año 2018.

Os hablo del JAPANDI: Una mezcla entre el deco escandinavo o nórdico y el japonés. Ambos comparten características que reflejan un estilo de vida.

Se inclinan por el minimalismo, los materiales naturales y el amor por las plantas.

Por ese motivo el Japandi es una tendencia homedeco que nos encanta, ya que une lo mejor de los dos estilos: nórdico y nipón.

Consiguiendo ambientes serenos y minimalistas pero cálidos y acogedores.

Usa materiales naturales, a ser posible de calidad. Maderas, fibras vegetales y bambú. Textiles de algodón, cerámicas y loza. El papel pintado y texturas «rústicas»  en las paredes.

En el caso de la madera unen tonos claros provenientes del nórdico con piezas negras o de madera oscura como el nogal más de origen japonés.

Crean contrastes muy interesantes que equilibran los ambientes.

Para decorar usan colores neutros como el beige, el crema o blancos rotos. También grises y negros en alguna pared y dan toques con verdes, azules o rosas siempre en tonos pálidos y matizados.

Los muebles mejor en líneas rectas y simples. Procuran ser de baja estatura; modernos y sencillos.

Un must de esta tendencia es la cerámica artesanal, lamparas colgantes de papel de inspiración origami y telas Shibori.

Usan mucho las plantas y la naturaleza  en todas las estancias.

Personalmente esta tendencia me chifla, ya no sólo por su calidez y sobriedad en linias y colores que relajan sin ser vacías en substancia. Un minimalismo muy bien provisto de alma.

Incorporar la vegetación y maderas de diferentes tonos es uno de los aspectos que encuentro más acertado, también utilizar una paleta de colores convergentes entre ellos.

Qué os parece? Os animáis con el Japandi?

Related Post

WABI – SABY. La belleza cobra más sentido en la cumbre de la imperfección.

WABI – SABY. La belleza cobra más sentido en la cumbre de la imperfección.

17 abril 2018